Sunyer Gouveia Studio nace motivado por tres ejes principales, de vital importancia para la completa integridad del proyecto.  

 

El interés por crear espacios particulares a través de una conceptualización del proyecto a 360 grados: volumen, luz, materialidad y color, aunados en su conjunto para lograr lugares únicos huyendo de lo tendencioso.

Una arquitectura honesta y respetuosa, en la que  los materiales nobles se entrelazan con los nuevos apelando a la calidad visual del conjunto, la composición y la atemporalidad. 

A través de un diálogo directo con el contexto creamos espacios que potencian las particularidades del entorno. La relación cercana y de confianza con nuestros clientes nos permite resolver cualquier reto de forma creativa, obteniendo resultados personales y de identidad propia en cada proyecto.

 

Sunyer-Gouveia estudio se nutre de un equipo multidisciplinar, contando con arquitectos, diseñadores e historiadores del arte. Ello nos permite aportar un trabajo arquitectónico creativo, sensible, intuitivo y experimental que traspasa los límites de la arquitectura tradicional, enfatizando así nuestra fijación por los espacios singulares. Nuestros  proyectos generan narrativas abiertas que el usuario termina de cerrar con su propia experiencia. Arquitectura para ser vivida, donde el individuo actúa como interlocutor.

 

Rindiendo tributo a nuestro maestro Tonet Sunyer, nos presentamos como evolución a su legado. Tras años de colaboración, de él adquirimos el gusto por la calidad espacial, la luz, el detalle y la emoción de los espacios, siempre en diálogo con su entorno. El interés por la composición, la mezcla de texturas y la nobleza de los materiales impregna el trabajo de nuestro estudio, así como  el cuidado por la escala humana, la precisión y el equilibrio.

 

Nuestra inclinación por la diversidad de escalas nos lleva a realizar proyectos de arquitectura, interiorismo y arquitectura efímera.

FullSizeRender.jpg

Laura Sunyer

laura@sunyergouveia.com

Laura Sunyer Ramallal, Barcelona, 1987.

Licenciada en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra, desarrolla su actividad profesional entorno al arte moderno y contemporáneo. Tras una temporada en Londres trabajando en galerías de arte, regresa a Barcelona en 2013 para embarcarse en proyectos de coleccionismo privado. Paralelamente, en 2017 asume la dirección del programa VIP de la feria de arte audiovisual LOOP, ejerciendo como directora de la misma en 2018. En 2017 se une también al equipo fundador de koyac.net como comisaria y editora. 

A lo largo de su trayectoria no ha dejado de colaborar con diversas publicaciones de arte y diseño. 

Hija del arquitecto Tonet Sunyer y la diseñadora Teresa Ramallal, siempre mostró enorme curiosidad por la cultura visual. Su interés por los espacios, tanto desde un punto de vista arquitectónico como escenográfico, ha ido creciendo a lo largo de los años. Su motivación por desarrollar proyectos creativos propios la lleva a crear, junto a Carlos da Silva Gouveia, su propio despacho. 

La poesía visual, la experimentación material, cromática y volumétrica, el diálogo con el contexto y la experiencia sensorial, son intereses constantes que determinan su forma de proyectar.

foto carlos.jpg

Carlos Gouveia

carlos@sunyergouveia.com

Carlos da Silva Gouveia, Portugal, 1982.

Licenciado en 2005 por la Escuela de Arquitectura de la Universidad do Minho y profundamente influenciado por la estética y filosofía de la Escuela de Arquitectura de Porto, se traslada a Barcelona en 2007 donde, bajo la maestría de Tonet Sunyer, desarrolla proyectos residenciales y hospitalarios en Barcelona, la Costa Brava, Madrid y México, algunos de ellos premiados internacionalmente.

Paralelamente desarrolla también actividad de forma individual como autor de proyectos de interiorismo en Portugal y Chicago. Junto a la también arquitecto Carolina Diniz, inicia su incursión en el mundo del diseño de producto , habiendo sido invitados para exponer la lámpara Cubic 3 en la London Design Fair, en 2016.

Como discípulo de Tonet Sunyer, lleva a cabo varios proyectos residenciales en colaboración con Teresa Ramallal, en los cuales explora la combinación de materiales, colores y texturas empleados en un equilibrado juego compositivo  cuya finalidad es la de alcanzar una arquitectura emotiva, dulce y amable, pensada para vivir, disfrutar y contemplar.

La calidad, la precisión y el placer por el detalle son valores que pautan transversalmente su manera de entender la arquitectura.