press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/13

Rehabilitación Pescateria

2020-2021

Barcelona, España

65m2

Photos: José Hevia

Frente a un espacio de dimensiones muy reducidas, se procede a eliminar la totalidad de los muros del piso con el fin de lograr una atmósfera amplia y diáfana. 

A partir del vacío generado, la implantación de un volumen puro en forma de caja sirve como único elemento distribuidor y organizador del espacio evidenciando la potencia del contraste entre el espacio ocupado y el espacio vacío. 

La caja, de madera lacada en un verde intenso, separa por un lado la zona de día y por otro la zona de noche. Actuando asimismo como contenedor, como si de una caja de joyas se tratara, contiene en su interior el baño y en sus laterales opuestos la cocina y los armarios empotrados del único dormitorio de la vivienda.  

Adosado a un solo lado, el volumen de la caja es libre y exento, evidenciando tanto su presencia escultórica como la altura de los techos originales y la amplitud del espacio que la rodea. 

El volumen de la caja verde destaca por su sutileza y preciosismo en el uso y conjunción de materiales, que contrasta con el resto del piso, prácticamente en crudo y homogeneizado por un blanco que apuesta por la neutralidad. 

Las maderas nobles, el granito verde, y los cristales rayados y retroiluminados que crean de la cocina otra caja dentro de la caja, en este caso una caja de luz, resultan de extremo cuidado y lujo en contraposición con las paredes de ladrillo cubiertas por un manto blanco. 

Se trata de una intervención que destaca por el contraste: el vacío frente a lo lleno, la ausencia de color frente a la potente mancha verde, el preciosismo de una amalgama de detalles frente a lo simple y desnudo, las texturas suaves frente a las texturas rudas. Mediante el juego de contrastes se logra un espacio vivo y pleno que aviva al usuario, haciendo que el habitar se convierta en una experiencia sensorial. 

A modo de conclusión, unas juntas de latón empotradas en el pavimento, dibujan sutilmente unas líneas que demarcan de manera intangible los distintos espacios de la vivienda. El latón, como material precioso, dialoga con el concepto de caja de joyas, produciéndose así un recorrido de doble vector: el espacio en crudo es invitado por estas líneas a penetrar la caja preciosa y a su vez el lujo de la caja se extiende hacia el resto de la vivienda, ramificando su elegancia a todo el espacio.